La importancia de desparasitar y vacunar a gatos que no salen de casa

by Fausto

Cada vez son mas gatos que vemos en las clínicas veterinarias de animales de compañía y cada vez mas gatos que nunca salen de casa desde primeros meses y sin embargo cada día diagnosticamos mas problemas víricos y problemas parasitarios.

Estamos convencidos que muchos responsables de gatos piensan que como no salen de casa no tienen porque desparasitarlos o vacunarlos habitualmente.

Aunque normalmente los gatos no salgan de casa y se piense que no pueden infectarse, lo cierto es que sus dueños sí lo hacen y pueden transportar en la ropa y los zapatos parásitos.

Nuestra experiencia nos dice que debido a esta relajación cada vez tenemos mas problemas en gatos que podríamos haber evitado

Con motivo de la celebración del Día Internacional del Gato, 20 de febrero, aunque no es el único día a lo largo del año que tienen los felinos, algunos expertos señalan la importancia de vacunar y desparasitar, interna y externamente, a los gatos que no salen de casa.

Los dueños de estas mascotas suelen pensar que estos animales no pueden infectarse con parásitos o virus porque no conviven en el exterior, pero “lo cierto es que también están expuestos a este tipo de enfermedades”, informan desde el Colegio de Veterinarios de Valencia (Icovv).

Y es que tal y como los veterinarios valencianos recuerdan, “los dueños entran y salen todos los días y pueden transportar en la ropa y los zapatos huevos de parásitos, tanto internos como externos”.

Las garrapatas, las pulgas o el flebótomo (una especie de mosquito) “son parásitos externos que pueden provocar en el gato problemas de piel o enfermedades más graves que incluso pueden contagiarse al ser humano, como la Rickettsiosis o la Leishmania”.

En cuanto a los parásitos internos, los más comunes en los gatos son los gusanos redondos y los planos y los síntomas que pueden provocar en el animal van “desde los problemas gastrointestinales hasta el retraso en el crecimiento en los gatitos”

En el caso de los gusanos planos, “los huevos se eliminan en las heces de los gatos. Se parecen a granos de arroz y a veces se pueden ver en los pelos alrededor del ano, en el arenero o en la cama del gato. La infección por gusanos planos en humanos no es común, pero puede ocurrir ocasionalmente, generalmente en niños que entran en contacto con el parásito por un mal lavado de manos”.

Los gusanos redondos son los más comunes en gatos y pueden afectar a las personas, especialmente, cuando se encuentran en su forma larvaria. En algunos casos, al ingerir los huevos se pueden desarrollar problemas en los ojos o ceguera debido a que la larva se mueve por el cuerpo causando daño en los tejidos.

“El veterinario elaborará un plan de desparasitación personalizado para cada gato teniendo en cuenta, sobre todo, si con el animal conviven personas inmunodeprimidas, muy mayores o muy jóvenes”, subraya María Albuixech, veterinaria experta en Medicina Felina.

Por último, hacen hincapié en algunas recomendaciones de carácter general que deben llevarse a cabo en todos los hogares donde exista un gato; como la erradicación de los vectores realizando un control estricto de pulgas y garrapatas a través de los múltiples productos disponibles en el mercado en formato de pipeta, pastilla o collares; la desparasitación interna periódica con el tratamiento recomendado por el veterinario; y la minimización de la transmisión cortando al gato regularmente las uñas y en caso de arañazo o mordedura limpiando rápidamente la herida.

Además, los veterinarios recuerdan que la vacunación contra la rabia es obligatoria en la Comunidad Valenciana para perros, gatos y hurones. 

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.